martes, 3 de marzo de 2015

Reforma laboral Sofofa y la sospechosa defensa a los trabajadores: Eliminar indemnización a trabajadores por años de servicio

Foto sofofa

La medida favorecería la contratación de nuevos trabajadores y la mejora de salarios, sostienen desde la dirección de esta asociación gremial de empresarios

Durante la tarde de este lunes, se dio inicio a la sesión legislativa que discute la Reforma Laboral promovida por el actual Gobierno. La cita contempla la presencia de los distintos actores como representantes de la Sofofa, dirigentes de la CUT, Pymes, la Cámara Nacional de Comercio, diputados pertenecientes a la Comisión de Trabajo, entre otros.
La propuesta que pretende defender la Sociedad de Fomento Fabril en este encuentro, busca instalar la defensa de los intereses del empresariado aduciendo que con la indemnización a los trabajadores por sus años trabajados, se quita sustento a la contratación y a la mejora de los salarios de quienes continúan sus labores en las empresas.
Ante ese escenario, durante el desarrollo de la jornada, dirigentes de la CUT expresaron su disconformidad con las pretensiones que trae consigo la asociación empresarial. Nolberto Díaz, vicepresidente de la CUT señaló a Radio Cooperativa que esta idea era simplemente una “canallada” y que los trabajadores tienen pobres condiciones laborales, por lo que reducir los pocos resguardos obtenidos son un despropósito. Por otra parte,Bárbara Figueroa en horas de la tarde, afirmó que el objetivo de la reforma y particularmente de la Central Unitaria de Trabajadores era preocuparse y promover los derechos de los trabajadores en su dimensión colectiva y no en lo individual.
Las “aclaraciones” de Von Mühlenbrock
Bajo la figura de un espíritu de modernización, el presidente de la Sofofa, Hermann Von Mühlenbrock, afirmó que la asociación de industriales no busca suprimir la incierta indemnización a los trabajadores, sino que pretenden concebir un fondo cierto en que aporten tanto empresa y empleado y que esto permita la movilidad laboral y la competitividad.
Esta nueva configuración laboral propuesta por la Sofofa, en lo que respecta a este punto de la reforma, podría acrecentar las febles condiciones con las que la población trabajadora se bate a diario ante sus empleadores. Intenciones como idear fondos insuflados por empleador-empleado, promover de soslayo el debilitamiento de la agrupación sindical en pos de la acción individual, sugieren que la fuerza de los colectivos están en la mira de los patrones y las eternas hegemonías.

Carlos Montes ArévaloEl Ciudadano

lunes, 2 de marzo de 2015

¡Arriba Tocopilla! Se intensifican las protestas contra el alza de la luz

unnamed (2)

Con diferentes actos de protesta, marchas, cortes de ruta y banderas negras en casas y monumentos de la ciudad, la comunidad de Tocopilla se mantiene movilizada contra la abusiva alza de las tarifas eléctricas que afecta a los vecinos de la región, pese a que la mayor parte del consumo corresponde a las empresas mineras.
En la capital de la energía a nivel regional, la manifestación ciudadana partió desde el corazón de la ciudad, la Plaza Carlos Condell y con destino la plaza de la energía, en el frontis de la termoeléctrica local E-CL, con masiva presencia ciudadana y la presencia del Alcalde de la comuna, Fernando San Román, quien expresó su respaldo al movimiento.
En este sentido, la autoridad comunal anunció que el municipio presentará acciones legales para revertir el alza de las tarifas, a la vez que esperan la presencia del Ministro de Energía.
“El negocio es para las mineras. Entonces que paguen las mineras” indicó, a la vez que manifestó que el piso para sentarse a negociar algún acuerdo con el gobierno, es que se elimine el cobro, pero para ello la comunidad debe seguir con más fuerza.
Asimismo, durante la noche vecinos levantaron fogatas y cortes en la ruta 1, que une a Tocopilla con Antofagasta por el sur e Iquique por el norte, además de espontáneos cacerolazos.
Las manifestaciones tienen como puntos neurálgicos en la sucursal de Elecda del puerto, donde los vecinos, vecinas y asistentes realizaron algunos mensajes de repudio al alza, además del frontis de las empresas termoeléctricas E-CL y Norgener.
Se esperan nuevos procesos de movilización para los próximos días en Tocopilla, a la vez que podrían replicarse manifestaciones similares en Iquique, Calama y Antofagasta.
El Diario de Antofagasta

Escrito por:

El Diario de Antofagasta.

¿OtroAyotzinapa? 11 maestros llevan 5 días desaparecidos tras la dispersión de su protesta en Acapulco

Mexico

Reuters

Ya son cinco los días sin noticias de los 11 maestros que desaparecieron el pasado martes en la ciudad de Acapulco, en México, durante el desalojo violento de su manifestación por policías. El sábado los maestros se unieron para exigir su regreso con vida. 

Once maestros permanecen desaparecidos tras la brutal dispersión de una manifestación en la ciudad mexicana de Acapulco el pasado 24 de febrero. Transcurridos cinco días de los violentos acontecimientos, los trabajadores de educación del estado mexicano de Guerrero volvieron a protestar contra la brutalidad policial exigiendo la aparición con vida de sus compañeros, esta vez en la capital de Guerrero, Chilpancingo.

Cerca de 200 activistas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) se congregaron el sábado en las instalaciones de la Policía Federal en Chilpancingo. Los manifestantes denunciaron el "asesinato" de un maestro jubilado de 65 años que murió tras ser golpeado por policías, así como la violación de cuatro maestras, las "fracturas de cráneo" sufridas por varios compañeros, y la desaparición de 11 compañeros suyos. "Exigimos su presentación con vida, así como la de 43 jóvenes de Ayotzinapa", reclamaron.


Venezuela: Decimocuarto año de golpe continuo


Foto: El Diario de Caracas, 28 de noviembre de 1992 

 Ante sus reiterados y sucesivos fracasos electorales, la derecha venezolana se plantea estrategias golpistas
Desde hace casi tres lustros, ante sus reiterados y sucesivos fracasos electorales, algunos sectores de la oposición venezolana se han planteado estrategias poco democráticas para derrocar al gobierno bolivariano, y aun hoy hablan de forzar la renuncia del presidente Nicolás Maduro y del derecho a la rebelión.

En 2002 fue la primera vez que quedó al descubierto la injerencia de Washington en las intentos golpistas; esa conspiración amainaba, pero no cesó nunca. Siempre estuvo en estudio, de bajo perfil, y desde mayo de 2004 se hizo más activa y gradualmente se desarrollaron lo que ahora se ha definido como “guerra económica”, acciones en el frente mediático nacional e internacional, señala el director de Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel.

De este nuevo complot desbaratado formaban parte algunos militares, sectores empresariales y políticos. Su patrocinio y preparación venían de los Estados Unidos que unos días antes (2 de febrero) anunciara nuevas sanciones al Estado Venezolano. Pero esta vez no sembraron la muerte las calles (¿daños colaterales?) y la intentona fue frenada a tiempo.

Ese acto sería la culminación de una guerra económica que incluye vastas maniobras de desabastecimiento destinadas a producir insatisfacción y conflictos en la población. El mencionado golpe incluiría el asesinato de Maduro bombardeando el palco de un acto de masas que estaba presidiendo. Tales artefactos serían arrojados desde un avión Tucano procedente de una base militar extranjera. Haber abortado ese hecho permitió la detención de varios civiles y militares complotados, entre ellos el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledesma.

Desde algunos sectores seudoprogresistas se especula con que el gobierno no ha medido las consecuencias políticas de esos actos e incluso se critica el hecho de que Ledesma haya sido puesto a disposición de la justicia, en lo que llaman “judicalización de la oposición”, que bien suena a El País de España. La pregunta sería: ¿Qué hay que hacer con los que atentan contra la democracia, ¿llevarlos ante la justicia, desaparecerlos, torturarlos en Guantánamo o Abu Ghraib, ajusticiarlos… o convalidar su impunidad? ven ledesma preso
Como comparación, la legislación estadounidense considera como un crimen federal cualquier acto de un nacional que “organice, ayude o intente organizar una sociedad, grupo o conjunto de personas que enseñan, promueven o alientan el derrocamiento o destrucción del gobierno”, que no necesariamente debe ser ejecutado para que se configure el delito. Por esta ley, Oscar López Rivera -líder independentista de Puerto Rico y veterano de la guerra en Vietnam- fue condenado a 70 años de prisión por conspiración sediciosa y otros delitos.

Vale la pena recordar que al día siguiente del anuncio de Obama de reanudar relaciones con Cuba, el mandatario estadounidense firmó la ley para juzgar y sancionar a altos funcionarios venezolanos, con cualquier argumento. Con cierta regularidad se detectan indicios de intromisión, algunas de las cuales han sido denunciadas, e incluso se han tomado acciones como la expulsión de oficiales responsables de tratar de infiltrarse en la Fuerza Armada y de funcionarios consulares.

No es un problema de “psicosis” o “excesiva paranoia” del gobierno. Este intento, lamentablemente, no sorprende, si bien pareciera carecer de los objetivos claros de un típico golpe, pero era evidente que buscaba la desestabilización y generar un caos que ayudara a crear condiciones para un eventual desplazamiento de Maduro. Y estos intentos continuarán…mientras Venezuela tenga las más grandes reservas de petróleo del mundo. Volverán… y seguramente fracasarán, dice Díaz Rangel.

Pero, volver al neoliberalismo y a la entrega de la soberanía y las riquezas nacionales a potencias extranjeras no parece ser aceptable para la mayoría de los venezolanos, mucho menos cuando se pretende que ello se imponga a través de la fuerza, señala Sergio Rodríguez Gelfestein. Lo cierto es que pese a la intensa campaña internacional, al terrorismo mediático, el uso de mercenarios y paramilitares, la guerra económica y los desaciertos bolivarianos, el grueso de la población sigue junto al gobierno constitucional.

Lo cierto es que ni al gobierno ni a la oposición democrática le puede interesar que Maduro sea desalojado por la fuerza del palacio de Miraflores, reconoce el opositor Leopoldo Puchi. Deben militar para garantizar la continuidad institucional, que en estas democracias se asienta en la voluntad popular expresada mediante el voto y se articula en los procesos comiciales ya previstos.

ortizpozo_fichas DELi mperioA nadie puede sorprender que cada tanto se produzcan o se anuncien actos de violencia de calle y dos por tres algún intento de golpe también, únicos mecanismos que algunos sectores de la oposición asumen como vía para un retorno conservador. Si hasta ahora no han ocurrido hechos más graves, es por la mesura que han mostrado los sectores chavistas (no responder a las provocaciones) y quizá también, por la falta de respaldo (más allá de lo entusiastas apoyos desde el exterior y los partidos conservadores) que ha sumado la oposición.

Quizá los venezolanos estén acostumbrados a este juego de ajedrez y no le den demasiada importancia a un nuevo golpe develado -¿incluido en la rutina-país?, donde se esperaba un “goteo” de militares que se irían sumando a la intentona, lo que no sucedió-, sino piensen en cómo planificar los movimientos para evitar uno nuevo, próximo, previsible. En este contexto, lo más inquietante no es el reciente movimiento desmantelado, sino lo que pudiera venir.

El desabastecimiento supero a la inseguridad como problema más grave percibido por los venezolanos, es decir, hoy son los problemas económicos lo que realmente preocupa e importa a la mayoría de los venezolanos, señala Oscar Schemel, de la encuestadora Hinterlaces. Si el gobierno falla y la MUD sigue jugando en varios escenarios, podrían llegar tiempos de tinieblas.

No sabemos qué porcentaje de venezolanos creyó la palabra del gobierno sobre el denunciado golpe. Y la credibilidad se logra con información –oportuna, veraz-, transparencia, seguimientos de los temas. La necesidad de generar confianza en torno a esas graves denuncias, debiera ser prioritario en la política comunicacional (de haberla). Con el episodio del apresamiento de Ledezma, el país estuvo recibiendo por las redes sociales informaciones generadas por la oposición, que iban formando un imaginario colectivo, mientras ni voceros del gobierno ni del PSUV, el partido oficial, se animara a decir nada. Hasta que habló Maduro.

“El Gobierno debe hacer un esfuerzo mayor para lograr que más y más venezolanos tengan confianza en sus denuncias. Y en ese sentido, pienso que el juicio a los presuntos responsables, militares y civiles, debe ser lo más abierto posible, que permita conocer las pruebas, los indicios, las declaraciones y las acusaciones de los involucrados, que ayude a despejar las dudas”, señala Díaz Rangel.

Es deber del gobierno desmontar los elementos de malestar y preocupación que crean el clima propicio para el complot y la conjura. La situación económica –desabastecimiento, inflación- pesa y desestabiliza.

Del lado de la oposición, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) reafirmó públicamente o su estrategia electoral, pero se abstuvo de condenar directamente la conspiración del grupo de oficiales detenidos ese día. Esta conducta dubitativa le brinda de manera objetiva piso social a los grupos que apuestan a una “transición (antidemocrática)” en lugar del camino de la alternancia electoral.

Pero, ¿quién le dio autoridad a EEUU para pretender “encauzar” la democracia venezolana por los caminos que interesen a Washington y sus mandantes de las trasnacionales y fondos buitres? Hace poco, Obama habló de torcerles el brazo a aquellos países que no hagan lo que ellos quieran, y ahora anuncian que, en el caso de Venezuela, los “encauzarán”. Que no se equivoquen otra vez.

www.suramericapress.com
 
 Aram Aharonian  24/02/2015   La Haine

ULTIMA HORA: ‪#‎SALAMANCA‬: Declaración pública.

Comunidades en Defensa del Recurso Hídrico del Valle del Choapa, declara:
La comunidad del Valle del Choapa se moviliza una vez más para exigir el cumplimiento del derecho constitucional, artículo 19 numeral 8: “El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza.”
Nuestro petitorio, que viene desde hace mas de 2 años, de la construcción de una planta desalinizadora o la utilización de agua de mar directa para su proceso no ha prosperado. Esta petición se ha vuelto, frente al incumplimiento, urgente en grado extremo.

Nuestra comunidad se ha visto en la necesidad de movilizarse para ser escuchados y lograr el cumplimiento de una simple demanda.

El silencio dilatorio le da a Minera Los Pelambres la total responsabilidad sobre lo que a nuestras comunidades y a cada uno de sus vecinos pueda suceder.

La actitud irresponsable y sistemática de Minera Los Pelambres, violenta en forma extrema la vida cotidiana de la comunidad del Valle del Choapa. Esta violencia se hace aún mayor con la adhesión del Estado de Chile, que pone sus fuerzas represivas al servicio de quienes no están dispuestos a cumplir con la exigencia vital de la comunidad.
Es en este marco sistemático de abusos a la población, y en particular, del accionar de las FFEE de Carabineros, que se ha producido la quema de un bus.

Declaramos que no permitiremos la criminalización de la comunidad y responsabilizar a nuestro movimiento por los hechos cuyas circunstancias desconocemos, los cuales pueden ser perfectamente actos de provocación realizados por la propia Minera Los Pelambres con el objetivo de “victimizarse” y permitir la detención arbitraria, agresión y amenazas a nuestros dirigentes, como ya ha sucedido y que será causal de futuras demandas, como otras medidas de protección legal necesarias.

Nuestro movimiento está conformado por una activa mayoría de organizaciones sociales y comunitarias, incluyendo el propio Municipio local.

1.- Repudiamos el abuso y el silencio de Minera Los Pelambres.
2.- Repudiamos el actuar violento de fuerzas especiales de carabineros.
3.- Hacemos un llamado a los medios de comunicación a Informar en forma veraz y sin censura la justa lucha de la comunidad de Choapa.
4.- Exigimos detener el amedrentamiento, detención y apremios ilégitimos a dirigentes y miembros de la comunidad organizada.
Por último, llamamos a convocar la mas amplia solidaridad nacional e internacional con nuestra justa causa por recuperar las aguas para nuestro valle, elemento vital secuestrado en manos de grupos económicos que no entienden ni quieren entender que el agua el aire y la tierra es la vida de toda una comunidad y demanda irreductible de humanidad.
“Comunidades en Defensa del Recurso Hídrico del Valle del Choapa”
Difundir!!!

Trabajadores disconformes con Reforma Laboral anuncian movilizaciones

marcha-4

Cuando están a punto de retormarse las conversaciones en el Parlamento, la propuesta ha sido calificada como mediocre por representantes de la CUT. Las diferencias de opinión al interior de la multigremial, han llevado a la renuncia de algunos de sus dirigentes, que no estarían dispuestos a respaldar el proyecto.

El pasado 29 de diciembre el Ejecutivo presentó el proyecto de Ley para reformar el Código del Trabajo heredado de la dictadura. En un principio las declaraciones de los dirigentes sindicales de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) fueron cautas y solo se recibieron críticas de organizaciones que no adhieren a la multigremial, pero después de dos meses, esta semana, se reanudará el diálogo en el Parlamento y ahora la propuesta está siendo calificada por representantes de la CUT como “mediocre”, “impresentable” y con “letra chica”, y que al parecer solo daría respuesta a las demandas empresariales.
Nolberto Díaz
Nolberto Díaz
El vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz, manifestó a Radio Universidad de Chile que las organizaciones sindicales esperaban que luego de 25 años de gobiernos elegidos democráticamente, la actual administración terminara con un Código del Trabajo, elaborado, según sus palabras por “Jaime Guzmán y sus secuaces”.
A su juicio, el proyecto generado por el Gobierno “es mediocre e impresentable” y rechazó que se intente aumentar la tipificación de causales para el desafuero de los dirigentes sindicales, como asimismo lamentó el intento de vulnerar el derecho a la negociación colectiva.
El dirigente sindical denunció que esta iniciativa viene al menos con tres “cosas raras”: contiene elementos que nunca se habrían conversado con el Gobierno; hay demandas que fueron malinterpretadas; y además se plasman modificaciones que serían “radicalmente distintas” a lo que se ha dicho desde el sindicalismo.
El vicepresidente de la CUT precisó que este será un año de movilizaciones, y marcó sus diferencias con el Ejecutivo, señalando que aquí hubo “abuso de confianza”.
“Yo creo que aquí alguien metió la cola y se pretendió darle muchas concesiones al empresariado”. Por eso, anunció que será un año movilizado.
Otro de los puntos en conflicto son los llamados “pactos de adaptabilidad” que normarán la posibilidad de establecer sistemas irregulares de distribución de la jornada de trabajo y de los descansos.
Respecto del rol que le ha tocado al Ministerio de Hacienda, Nolberto Díaz aseguró que dicha cartera ha sido el freno de los cambios sociales.
“Bajo los Gobiernos de la Concertación privatizó varias empresas públicas; consignó a privados muchas áreas de la economía. Por qué yo voy a tener que creer que ahora el Ministro de Hacienda, que ayer fue director de Presupuesto y que ha sido funcionario de Hacienda 25 años ¿por qué voy a creer que es el paladín del progresismo? Si la reforma tributaria tampoco fue una gran reforma”, criticó.
De seguir así, advirtió Nolberto Díaz, el país terminará como un campamento minero, con empresas extranjeras extrayendo los recursos naturales.
En tanto, el presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara, diputado Tucapel Jiménez señaló que le hubiera gustado hacer una reforma completa del Código Laboral.
“yo habría reformado completamente el Código Laboral, pero siempre he pensado que una forma de mejorar la situación, las condiciones, un trato digno, mejores sueldos a los propios trabajadores, es con sindicatos fuertes, empoderados, que se sienten de igual a igual en una mesa, negocien en igualdad de condiciones con sus empleadores y yo creo que este proyecto hace eso. Por supuesto que uno siempre hubiese querido más y los empresarios hubiesen querido menos, y bueno ahí se tienen que buscar los equilibrios, porque esta es un gran reforma, no es una reforma pequeña”.
Por su parte, el integrante de la comisión de Trabajode la Cámara, diputado Osvaldo Andrade (PS) informó que las dos primeras semanas estarán dedicadas a terminar el periodo de audiencias para votar el proyecto a más tardar el 18 de marzo.
En este escenario, uno de los escollos a resolver por parte de las organizaciones sindicales, son las diferencias de opinión que se han presentado al interior de la CUT, que se han expresado en declaraciones divergentes y renuncias de los dirigentes, entre ellos de la provincial de Valdivia, quien ha manifestado su rechazo a respaldar un proyecto que, según su análisis, no beneficia a los trabajadores.
Este lunes se reabre el proceso de audiencias para la discusión de la iniciativa en la Cámara de Diputados, lo que durará dos semanas.
Sandra Trafilaf 
FUENTE: RADIO U DE CHILE

Familias de víctimas de incendio en cárcel de San Miguel presentan denuncia en CIDH

ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO
ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO

El abogado Fernando Monsalve, representante de parte de las familias de los 81 presos que murieron calcinados en la cárcel de San Miguel en 2010, presentó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en contra el Estado de Chile.

Tras una serie de procesos judiciales en contra de los gendarmes encargados de la seguridad de la cárcel, el 30 de abril de 2014 el Sexto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago decidió absolver a los ocho funcionarios de Gendarmería acusados de cuasidelito de homicidio en contra de los presos, decisión que fue ratificada por la Corte de Apelaciones de San Miguel el 28 de agosto del mismo año.

Han pasado seis meses y el abogado Fernando Monsalve, presentó la denuncia por la impunidad en, que a su juicio, se  encuentran los culpables.

Pedro Narváez, abogado defensor del ex teniente de Gendarmería José Hormazabal, señaló que desde el punto de vista jurídico ya se habrían realizado todas las acciones a nivel nacional, por lo que esta acción no representaría una amenaza al fallo de la Corte de Apelaciones.

El abogado de derechos humanos Boris Paredes, señaló que esta denuncia será bien acogida por la Corte Internacional, ya que cuenta con elementos sólidos que la respaldan.

La denuncia ya se encuentra en manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, quién decidirá si es acogida a trámite. Pese a esto, los plazos de una resolución no estarían definidos, aunque según abogados, estas causas demorarían alrededor de cuatro años en resolverse.

Publicado por Carolina Mardones | La Información es de Gabriel Parra

Fuente: BioBioChile http://www.biobiochile.cl/2015/03/01/familias-de-victimas-de-incendio-en-carcel-de-san-miguel-presentan-denuncia-en-cidh.shtml

El Caracazo de 1989, para la memoria y la reflexión



Aunque tal vez no era el propósito directo de sus protagonistas, el 27
de febrero de 1989 pasará a la historia como el primer evento mundial
de resistencia masiva y popular a las políticas económicas
neoliberales que, desde finales de los 70, se venían aplicando en
América Latina.

El segundo evento de esta significación fue en Buenos Aires, Argentina
en el año 2002.

Aunque hay que dejar claro que, los pocos meses del Caracazo, se daban
explosiones populares en Brasil, donde con la misma modalidad de
expropiación directa a los comercios la gente salió a las calles de
Rio de Janeiro y otras ciudades. De esta forma, en ambos lugares de
América Latina, la gente descubría, intuitivamente y en la práctica,
que la propiedad privada es privadora de la vida de las mayorías. Pero
la réplica brasilera no se dio con tal magnitud al epicentro de
Caracas. A pesar de esta manifestación de resistencia, durante los
años noventa el neoliberalismo, portando una soberbia criminal, se
envalentonó y continuó su avance tanto en Venezuela como en América
Latina.

En Argentina se impuso un esquema monetario ultraliberal, avalado en
gran parte con la llamada la Ley de Convertibilidad, que terminaba
eliminando a la moneda nacional al sujetarse al dólar, y desaparecía
de facto al Banco Central de la República Argentina. Fueron los
tiempos de los ministros estrellas del pensamiento económico de la
derecha. Esta hegemonía dio paso al segundo acto de resistencia masivo
al neoliberalismo, (a su modelo político y a su modelo económico)
cuando, muchos años después, una gran proporción de los habitantes de
Buenos Aires, azotados y empobrecidos por una devastadora crisis
financiera y económica que acompañó la caída del modelo de
convertibilidad (conocido como la Caja de Conversión), hicieron y una
revuelta que permitió a los bonaerenses observar cómo el Presidente
Fernando de la Rúa, luego de presentar su renuncia, abandonaba por
"los aires" la Casa Rosada,.

En el caso de Venezuela, es importante aclarar que para esa época se
distinguen dos tipos de protagonistas, uno es el pueblo y por el otro,
los representantes de los intereses dominantes que intentaban llevar a
cabo una propuesta de relevo del modelo capitalista dependiente y
petrolero colapsado. Mientras en las calles de Caracas las multitudes
protagonizaban una revuelta, en Washington, el mismo 27 de Febrero de
1989, los principales diseñadores nacionales del Programa de Ajustes
Estructural, altos funcionarios del Gobierno de Carlos Andrés Pérez
con el Ministro de Planificación (Cordiplan) Miguel Rodríguez a la
cabeza, estaban negociando con el Fondo Monetario Internacional una
Carta de Intensión y un Programa de Ajuste Estructural.

Todavía no se sabe si, los acontecimientos que , en ese mismo momento,
explotaron en Caracas, tomaron por sorpresa a los que estaban en la
negociación y motivaron una evaluación de la viabilidad política del
ajuste. Lo cierto es que la soberbia que caracterizó a esta
tecnocracia neoliberal (iesa boys), que acudía al auxilio de los
socios que suscribieron el Pacto de Punto Fijo, no sólo llevó a
subestimar los efectos socio-políticos de la política económica, sino
que se aventuraron, a sangre y fuego, en darle continuidad a su
estrategia de instalar el neoliberalismo durante una década.



Estos economistas -que representaron los intereses de los sectores
dominantes en ese momento, especialmente a facción la burguesía
comercial, de telecomunicaciones y financiera organizada en el Grupo
Roraima- dieron una especie de golpe institucional, al pasar por
encima de Congreso Nacional, del directorio de la CTV y del Comité
Ejecutivo Nacional del partido gobernante Acción Democrática, quienes
luego de reclamar la ausencia de consulta, de la Carta de Intención,
se convirtieron en cómplices activos de estos representantes de los
verdaderos gobernantes de Venezuela.



El programa de ajustes estructural resumía una opción, que tuvo su
tiempo de maduración que va desde finales de los 70 a principios de
los 80. Años en los cuales se manifiesta y desarrolla el punto de
quiebre del agotamiento del modelo de crecimiento basado en la
distribución de la renta petrolera en una economía capitalista
dependiente y petrolera. Algunos autores consideran que 1978 es el año
donde se manifiesta un declive, cuyo despliegue en el tiempo que
devino no termina por concluir. Otros consideran que la
"nacionalización" petrolera contribuyó con este tendencia declinante,
en tanto las empresas trasnacionales y la burguesía nacional
(altamente dependiente del gasto público) empezaron a limitar sus
inversiones y priorizaron por actividades que facilitaran la captura
de la renta petrolera para luego exportarla.



En 1983, explotan las contradicciones económicas acumuladas,
especialmente porque se acopia silenciosamente una deuda externa
producto de la descentralización del crédito público que lleva a que
los organismos y empresas públicos se endeudaron en dólares sin ningún
control. La crisis de la balanza de pagos conduce al fin del régimen
de cambio libre basado en una tasa fija (4,30 bolívares por dólar).
Todo cambia bruscamente, especialmente para los sectores laborales
pobres y sectores medios de ingresos que empiezan a recorrer por un
tobogán de deterioro progresivo e intenso de los niveles de acceso y
de bienestar que el auge rentista les había asegurado, parcialmente,
desde los años sesenta a una porción importante de dichos estratos de
ingreso.



Los que se encontraban en la extrema pobreza y la miseria
profundizaron su condición, mientras que los sectores medios de
ingresos, como los profesionales (incluyendo a los docentes y
trabajadores de la salud), los militares y los empleados públicos se
incorporaron a un proceso violento de depauperación. Ya la "Gran
Venezuela" y el "ascenso social" ofrecido por la democracia
representativa del puntofijismo eran tierras prometidas que se
alejaban velozmente del alcance de los sectores laborales. Ya
Venezuela dejaba de ser el ejemplo en América Latina como "la
democracia y la economía más estable". Por supuesto, que para aquellos
que mantienen el poder económico, la crisis era sólo una turbulencia
pasajera que no le impedía seguir viajando a Nueva York o a otras
partes del mundo donde disponen de importantes activos inmobiliarios y
financieros. Por lo contrario, los sectores capitalistas saben que
estas crisis se convierten en una oportunidad para seguir aumentando
su riqueza sobre la base de la apropiación de la renta petrolera y de
la expropiación del plusvalor creado por el trabajo de la mayoría de
los venezolanos.

Izquierda tradicional y transformismo

Algo poco reseñado con respecto al contexto histórico y sociopolítico
del 27 de febrero de 1989, ha sido el papel que estaban cumpliendo
sectores que migraron de la izquierda tradicional y de la izquierda
reformadora para ponerse a la disposición del reordenamiento del
patrón de acumulación capitalista en crisis. Es importante resaltar el
papel durante los tiempos que anteceden y siguen al hito histórico del
27 de Febrero, de algunos representantes de los que fue la izquierda
de los años 60 y que luego cayeron en las manos del transformismo.
Para desconcierto y tristeza de los que confiaron en algunos líderes
renombrados de la izquierda en Venezuela, algunos de sus principales
líderes se habían incorporado a los equipos del gobierno de Jaime
Lusinchi.



La Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) fue
albergue de muchos autodenominados intelectuales de izquierda que en
ese momento dijeron que ya no había otra alternativa que la de sumarse
al enemigo, igual pasó con algunos ministerios claves y puestos
gubernamentales donde estos antiguos izquierdistas terminaban su
metamorfosis hacia socialdemocracia. Algunos de estos conversos son
los principales asesores económicos de los sectores más reaccionarios
(fascistas) de la derecha que actualmente pretende derrocar el
gobierno legítimo y popular del presidente Maduro.



Los autoproclamados "marxistas" de ayer, eran bentancourtristas ahora.
Pareciera que esa fue la consigna para aquellos dirigentes que
terminaban "transformados". El los inicios de los noventa, la caída
del Muro de Berlín los envalentona y les refuerza su convicción que la
única forma de salvar al país era salvar al capitalismo. Que el
capitalismo clientelar, rentista, populista y estatista tenía que ser
reemplazado por un "capitalismo productivo", donde el libre mercado y
el liderazgo de la empresa privada constituyeran la base de la
sociedad neoliberal que planteaba el Grupo Roraima, el Grupo Santa
Lucia y la mayoría de la cuerpo académico del IESA. Es así como, el
momento que Carlos Andrés Pérez (CAP) asume su segunda presidencia, en
1989, cuenta con un back office y un front office de asesores
inspirados por el neoliberalismo, donde además de los representantes
directos de las clases dominantes (hijos legítimos de la burguesía),
se encontraban los renegados izquierdistas y algunos IESA-Boys. El
Presidente electo, CAP, dispone de un equipo de brillantes mentes
postmodernas, alejadas convenientemente de la contaminación que
representaban los viejos y tradicionales miembros del CEN de Acción
Democrática.[1]



Es así como, en los albores de la década de 1990, desde las oficinas
de funcionarios (economistas en su mayoría) del Banco Central de
Venezuela salieron las primeras líneas del llamado Programa de Ajuste
Estructural y la redacción a dúo de la Carta de Intensión con los
funcionarios del FMI. El Banco Central, como los otros ejes de poder
institucional del Estado, estaba comandado por los intereses de los
grupos económicos nacionales y trasnacionales. Particularmente de los
representantes más ilustres del capital financiero nacional.

Mientras que de las manos de un equipo, de refinados y bien educados
tecnócratas, atrincherado en las oficinas de CORDIPLAN, salió el 9
Plan de la Nación conocido como "El Gran Viraje". Este documento es
una pieza fundamental para comprender la ideología neoliberal que
predominó durante los años noventa en Venezuela.

A penas se toman las primeras medidas de ajustes de precios, como lo
fueron los ajustes de las tarifas de transporte urbano, se da una
explosión que se enciende inicialmente en algunos puntos de Guarenas y
de Caracas. Luego se propaga por la superficie urbana de importantes
ciudades, hasta convertirse en explosión. Muy a pesar de este
estremecimiento social, los sectores hegemónicos continuaron con
políticas económicas que agudizarían condiciones económicas y sociales
propias de la formación económica y social venezolana, al mismo tiempo
que cultivarían las confrontaciones venideras, como la irrupción de
movimiento bolivariano liderizado por el Comandante Hugo Chávez.



El 27 de Febrero inicia un tiempo de revueltas



Es así como a la rebelión o explosión popular de 1989 se le respondió
con balas y muerte. Durante 5 días se estremecieron las principales
ciudades de este país. Especialmente la ciudad de Caracas. Este
estremecimiento tuvo dos etapas con diferente tinte. Primero la gente
tomó las calles, hizo barricadas en las vías principales, tumbó las
llamadas santamarías (puertas corredizas de metal) de los locales e
iniciaron el "saqueo" de los comercios. Al principio esta
toma/apropiación/distribución de bienes llegó a ser tolerada por la
policía, a tal punto que en algunos lugares (como en Petare) los
efectivos participaron en poner orden en las colas, sin dejar de
contar que también se los funcionarios del orden público también se
llevaban lo suyo. Todavía no se sabe por qué se dio esta circunstancia
dónde prevaleció una actitud tolerante y colaboracionista de los
cuerpos tradicionalmente represivos. Algunos argumentan que la policía
metropolitana venía de un conflicto y esto permitió una cierta
identificación con la poblada. Tampoco esta actitud fue homogénea, en
algunos lugares se reprimió duramente desde el principio a fin.



Importa resaltar que, no sólo eran los habitantes de las barriadas
pobres los que dejaban de respetar la sacrosanta propiedad privada.
Sino que los sectores medios de Caracas salieron a tomar los carritos
de los automercados esta vez para participar en una inédita
experiencia de expropiación ejercida por una multitud. No sólo en
Petare o en Catia se empezó a tomar las mercancías sin pagar, sino que
urbanizaciones de clase media como El Marqués, La California o San
Bernandino (entre otros) protagonizaron la expropiación espontánea.



Por algunas horas se dio una polarización entre sectores mayoritarios
de la población y las oligarquías. La lucha de clases se mostraba de
una forma espontánea y primaria. Recordemos que los sectores
empresariales culpaban al control de cambio del desabastecimiento de
bienes como la harina de trigo para hacer pan, o del azúcar, o de
otros productos como los de limpieza del hogar. Mucho antes de la
explosión social de ese día se había sembrado la tensión y la
incertidumbre, las expectativas negativas recaían sobre el gobierno
que recién se estaba instalando. A fines de 1988, y durante el primer
mes del nuevo año, en los automercados y abastos se empezaron a formar
colas de gente solicitando productos que se estaban racionando. Las
pobladas que irrumpieron en los establecimientos comerciales lograron
que aparecieran productos que estaban acaparados, tal vez esperando
que el nuevo gobierno anunciara la devaluación y el ajuste de precios.
En Petare, luego de pasar meses con ausencia de pan en las panaderías,
vi como un hombre cargaba un saco de harina de trigo de una panadería
saqueada; vimos como aparecían latas de mantequilla con precios
viejos.

 Estas escenas se repetían en varias partes de la ciudad. Los que no
tenían obligaban por la fuerza a distribuir las cosas que poseían los
que tenían.

Entre las facciones de la burguesía, eran evidentes las
contradicciones que debilitaban coyunturalmente su hegemonía como
clase dominante. El Grupo Roraima, utilizaba la artillería que había
atrincherado en el IESA, en el Diario de Caracas y en el canal RCTV
para disputarle el liderazgo al Grupo Cisneros. El Diario de Caracas,
publicó un dossier donde detallaba la boda de uno de los Cisneros. El
mensaje era claro, mientras el país padecía de escasez de bienes
esenciales y de dólares, el sector de la burguesía que había
consentido a Carlos Andrés Pérez y sus allegados disfrutaba una
bacanal con un menú donde destacaban especialidades culinarias traídas
de todas partes del mundo. Pura pacatería, fariseismo y cinismo,
porque los que chismeaban a los Cisneros eran iguales o peores a la
hora de darse vida financiados por de la renta petrolera provista por
el Estado y por la plusvalía, que la explotación capitalista, le
expropia a los trabajadores venezolanos.



Luego vino ese terrible día en que las armas del ejército burgués
apuntaron al pueblo indefenso. El día triste, fuimos testigos de cómo
los soldados le disparaban con fusiles a las personas que venían
bajando de las escaleras del cerro que se interponía entre el Mercado
Popular de Mesuca y las entrada de Palo Verde y del cordón de barrios
populares compuesto por El Progreso, Las Vegas de Petare y José Félix
Ribas. Impotentes, observamos cómo mujeres, hombres y jóvenes caían
heridos por las balas de los soldados armados de FAL. No sabemos
cuánta gente murió en esas terribles horas. En los momentos de tregua,
acompañamos al padre Matías Camuñas a recorrer las calles donde yacían
cuerpos de gente del pueblo; vimos cómo de los barrios iban y venían
furgonetas, algunas cargadas de cadáveres.

Hay momentos donde las convicciones se reafirman a pesar del dolor y
de la impotencia. Comprendimos una vez más, quiénes son los que están
contra el pueblo oprimido; comprobamos nuevamente que la justicia era
"una justicia que ajusticia" a los pobres, que los responsables
principales del genocidio nunca fueron juzgados, más bien han
regresado con rostro nuevo o maquillado.

Con las rebeliones bolivarianas de 1992, se demostró por segunda vez
luego del Caracazo, que una era la racionalidad que predominaba en los
espacios de poder y en las mentes dirigentes y otra era la dinámica
que se cosechaba en una parte de la sociedad que había sido afectada
por el colapso del capitalismo rentístico y de su modelo político. La
ilusión de la democracia representativa, consagrada por los carnavales
electorales, mostraba su pie de barro. La dirigencia política alejada
del pueblo, por definición de clase, perdía toda influencia para
masajear la mente del pueblo con el mensaje que promocionaba su mejor
mercancía: la democracia y la libertad bajo el capitalismo.



El modelo político entró en crisis de legitimidad, se desgastó su
promesa, se develó el engaño cínico. El pueblo dejó de creer y perdió
la fe en el discurso del liderazgo político. Y la gente tomó las
calles. No estaban dirigidos por las ideas de Lenín ni de Bakunin,
como algunos quieren interpretar. Aunque hubo participación de algunos
viejos combatientes de izquierda que dieron lecciones de cómo hacer
barricadas (eso sucedió en Petare), esta participación fue subordinada
al espontaneísmo. Parte de la izquierda estaba institucionalizada,
embriagada en las mieles del poder que le ofrecía la democracia
representativa, siendo sorprendida.



Emergió con fuerza una expresión de esa corriente histórica-social que
se ha permanecido latente desde la invasión colonial. Eso hilo
histórico de resistencia se manifestó de manera iconoclasta,
espontánea. En esos días de febrero, esa corriente histórico-social
encauzaba, cimarronamente, los sentimientos e intereses de los
sectores dominados y afectados por el modelo político y por el modelo
económico imperante, heredero de las luchas sociales que se habían
gestado y manifestado desde la colonia.

En estos días en que la Patria de Bolívar se encuentra asediada por un
despliegue mundial de manipulación mediática sin precedentes, que
dispone de grandes recursos tecnológicos y financieros a su
disposición, donde se recurre al terrorismo para asfixiar la vida
cotidiana, una reflexión profunda sobre el 27 de febrero es necesaria.

Notas

1.- Años más tarde, cuando era inevitable el derrumbe de CAP, estos
miembros del CEN del partido Acción Democrática se convierten en
principales acusadores de que el partido haya quedado en manos de
estos tecnócratas. Mientras los tecnócratas, a finales de los años
noventa, respondían que las reformas no se habían llevado a cabo por
la resistencia de esa "clase política".

José Félix Rivas Alvarado





http://questiondigital.com/?p=27039